Santiago. Con el objeto apoyar al gobierno chileno en la tarea de impulsar reformas para mejorar los sistemas de transporte público de todo el país, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó un préstamo de US$10 millones.

Los fondos permitirán financiar estudios, aportar asistencia técnica y asesorar al ministerio de Transportes y Telecomunicaciones en la implantación de reformas, analizando esquemas institucionales que permitan aumentar la eficiencia en la planificación y gestión de los sistemas en áreas metropolitanas del país.

En las regiones, el préstamo financiará planes de mejora al transporte público, apoyando iniciativas de inversión para mejorar la gestión, la infraestructura y la regulación de los sistemas de transporte público, así como otros proyectos de infraestructura y conectividad en regiones.

Además, se trabajará para mejorar la operatividad e impacto de programas de asistencia y subsidios al transporte público, y contribuir a mejorar la capacidad de fiscalización de planes operativos, y se apoyará la renovación de la flota de vehículos en áreas rurales.