Iquique. Los trabajadores de la mina Collahuasi en Chile se alistaban este martes para retomar con la empresa una tensa negociación sobre un nuevo contrato colectivo, con lo que se busca evitar una huelga en el tercer mayor yacimiento operativo de cobre del mundo.

Tras un receso de dos días, por este domingo y un feriado local, los negociadores planeaban reunirse en la norteña ciudad costera de Iquique para discutir un nuevo contrato, cuya última propuesta fue rechazada casi por unanimidad de los operarios.

El estancamiento podría sentar un precedente para próximas negociaciones salariales en otras tres minas chilenas, que cuentan con cerca del 20% de la producción anual de Chile, o 1,02 millones de toneladas.

El peligro de una paralización en la mina controlada por las gigantes Xstrata y Anglo American, junto a un consorcio liderado por la japonesa Mitsui, ha contribuido a la fortaleza del cobre en los mercados internacionales, en medio de temores de una restricción de la oferta para el 2011.

Líderes sindicales no han descartado una medida de fuerza aunque sea temporal en las operaciones de la Compañía Minera Doña Inés de Collahuasi, mientras la firma confía en que las discusiones en la mesa puedan llevar a buen término la negociación.

Una fuente del sindicato comentó que se espera que entre este martes y este miércoles se conversen los puntos más álgidos de la negociación. Se espera que la compañía pueda presentar una nueva oferta en corto plazo.

La intermediación del Gobierno se activó el viernes 29 de octubre,  tras el rechazo a la oferta de en torno a US$19.000 que el sindicato consideró "insuficiente", y busca unos US$25.000 como los obtenidos por los trabajadores de la mina Escondida de BHP Billiton en negociaciones en 2009.

Las negociaciones podrían extenderse hasta el final de la semana del 1º de noviembre, con posibilidad de una prórroga de cinco días adicionales si ambas partes están de acuerdo. En caso contrario, podría gatillarse la huelga.

La minera vivió a mediados de año una breve paralización de su producción debido a una protesta de trabajadores tercerizados reclamando mejores condiciones, pero el impacto fue acotado y no alteró las metas anuales de la compañía.

Collahuasi, que está enclavado en plena Cordillera de los Andes a unos 5.000 metros de altura, produce 535.000 toneladas anuales de cobre y tiene un ambicioso plan de expansión para superar el millón de toneladas en los próximos años.

Los trabajadores de Collahuasi se declararon en huelga durante cuatro días en el proceso de negociación del 2007.

El estancamiento podría sentar un precedente para próximas negociaciones salariales en otras tres minas chilenas, que cuentan con cerca de un 20% de la producción anual del país, o 1,02 millones de toneladas.