Santiago. Escondida, la mayor mina de cobre del mundo, detuvo este viernes su producción por cuatro horas debido a fuertes lluvias, aunque actualmente está reactivando sus operaciones, dijo una portavoz y un líder sindical.

La empresa es controlada y operada por BHP, la cual tiene una participación del 57,5%. La empresa minera anglo-australiana Rio Tinto PLC tiene un 30% de Escondida, y el 12,5% restante está en manos de un consorcio japonés liderado por Mitsubishi Corp. 

Minera Escondida está ubicada a 170 kilómetros al sureste de la ciudad de Antofagasta, en el norte de Chile, a 3.100 metros de altura.

La producción del yacimiento más grande de cobre en el mundo, tiene influencia en los mercados internacionales de metales y, por ende, en el precio del metal rojo.