Airbus proyecta que las aerolíneas chilenas necesitarán 164 nuevos aviones de pasajeros de más de 100 asientos en los próximos 20 años para poder cumplir con la demanda del creciente mercado aéreo.

Los nuevos aviones se dividirán en 108 aviones de pasillo único, 53 de pasillo doble y tres aviones de gran tamaño como el A380, lo que representa un valor total de US$19.800 millones.

De acuerdo al último Global Market Forecast (proyección global de mercado), el número de pasajeros aéreos chilenos se verá como mínimo duplicado en los próximos 20 años gracias a que el tráfico doméstico crecerá en 83%.

El tráfico internacional desde y hacia Chile creció cerca del 80% en la última década, dando la oportunidad a las aerolíneas chilenas de lograr más del 50% de ese mercado.

“De los 15 mayores países de América Latina, Chile tiene el mayor PIB per cápita, lo que permite a su economía ligada al transporte aéreo a crecer a una tasa impresionante. De hecho, para el año 2030, se espera que Santiago se convierta en una de los 100 mayores centros de largo recorrido a nivel mundial superando los 10 mil pasajeros diarios”, dijo Rafael Alonso, vicepresidente ejecutivo de Airbus para América Latina y el Caribe.

En América Latina, donde prácticamente se ha duplicado el tráfico aéreo en la última década, Airbus prevé que la demanda de los próximos 20 años implicará 2.000 nuevos aviones de pasajeros, incluyendo 1.653 de pasillo único, 334 de pasillo doble y 41 aviones de gran tamaño con una inversión conjunta de alrededor de US$200 mil millones.

Globalmente, para 2030 se requerirán 27.900 aviones valorados en US$3,5 billones (millones de millones) para satisfacer la robusta demanda del mercado mundial.