El nuevo ministro de Economía de Chile, Pablo Longueira, anunció este martes junto al director del Servicio Nacional del Consumidor (Sernac), Juan Antonio Peribonio, la presentación de una demanda colectiva contra la tarjeta de crédito y de beneficios financieros Presto.

El nuevo titular de la cartera de Economía explicó que la empresa Presto, según demostró una investigación del Sernac, mantuvo en Dicom (empresa calificadora de la deuda personal que se usa en Chile) a cerca de 18 mil clientes que repactaron sus deudas.

La medida ejercida por Presto (tarjeta que permite realizar compras con y/o sin cuotas en todas las empresas pertenecientes al grupo D&S -Supermercados Lider, Presto Viajes, Presto telecom, Lider.cl y  Presto Seguros-, Farmacias Ahumada y en más de 50.000 comercios asociados a lo largo del país), considerada ''inaceptable'' por las autoridades, se encontraba en el articulado del contrato que firmaban los consumidores.

“Es inaceptable que exista gente honesta en Chile que figura en el Dicom. No lo queremos”, resaltó el ministro Longueira. “Aquí vamos a actuar rápido. Y si hay otras empresas que hayan incurrido en este tipo de prácticas, vamos a actuar con el mismo rigor con el que lo estamos haciendo hoy”, destacó.

El ministro Longueira indicó que, de estar en funcionamiento el Sernac Financiero, esta práctica no hubiera ocurrido, toda vez que el proyecto de ley contempla entregar un sello Sernac a los contratos que cumplan con la ley y que no tengan cláusulas abusivas.

“Hago llamado especial al Congreso para que despachemos lo antes posible el Sernac Financiero, los chilenos no pueden esperar un minuto más”, puntualizó Longueira.

Cerca de 80 reclamos contra Presto ha recibido el Sernac de consumidores que han repactado, están al día y que la empresa aún los mantiene en Dicom. A ello se suman las 50 quejas de personas que han pagado el total de su deuda y que siguen en el registro. Por lo anterior, el servicio dependiente del ministerio de Economía formalizó sus exigencias por escrito el 5 de julio pasado. En ellas, se especificaban cuatro puntos: eliminación del documento, detención inmediata de esta práctica; sacar a los consumidores que están al día de Dicom y a quienes tienen su deuda pagada, y compensar a todos los afectados.

Diez días después, la empresa informó que eliminará el documento y retirará a las personas del listado de Dicom, pero nada dice con respecto a las indemnizaciones que sufrieron todos quienes han estado en esta situación y que la misma empresa ha reconocido que se trata de miles.