El gobierno chileno oficalizó este martes su rechazo al proyecto de Hidroaysén, tras la celebración de un consejo de ministros en la capital chilena.

El grupo de autoridades de gobierno, con carpetas y mapas en manos, debió resolver los 35 recursos de reclamación presentados contra la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) del proyecto de generación eléctrica que Endesa pretendía instalar en la Patagonia chilena, iniciativa que causó amplio rechazo en distintos círculos políticos y ciudadanos.

A más de 8 años de su impulso por Endesa, el polémico proyecto HidroAysén, que pretendía instalar 5 represas para la producción de electricidad en los ríos Baker y Pascua llegó a su fin con la resolución que reste martes resolvió su rechazo por parte del Comité de Ministros del gobierno de Michelle Bachelet.

En dependencias de la cartera de Medio Ambiente, y con el titular de este ministerio Pablo Badenier, a la cabeza de la cita, la decisión la tomaron autoridades como los ministros de Energía, Máximo Pacheco, junto a los de Economía, Salud y Agricultura.

El término del proyecto es coherente con las declaraciones de la mandataria durante la campaña presidencial cuando señaló que lo estimaba inviable y con lo resuelto a comienzos de su gestión invalidando un acuerdo favorable adoptado por la misma instancia del Gobierno de Sebastián Piñera.

Se invalida Resolución de Calificación Ambiental. El rechazo implica invalidar la Resolución de Calificación Ambiental, dictada en 2011 bajo la anterior administración, que administrativamente dio el vamos al proyecto, la que fue ratificada ese mismo año por las cortes de Apelaciones y Suprema.

La resolución fue unánime y Badenier fue el encargado de entregar la síntesis: "Tal como lo decidió el Comité de Ministros el día 19 de marzo, el día 19 de marzo comenzó el proceso de invalidación de los acuerdos adoptados el día 30 de enero del año 2014 por el Comité de Ministros del gobierno anterior",

"Hoy día a concluido ese proceso de invalidación y efectivamente se han invalidado los acuerdos adoptados el día 30 de enero por considerarlos ilegales y eso es lo que nos permite a nosotros como Comité de Ministros pronunciarnos sobre la totalidad de los recursos de reclamación sobre el fondo de la materia reclamada en el proyecto HidroAysén", agregó.

Una vez acotado este punto, el secretario de Estado entró a la resolución clave: "El segundo acuerdo, que efectivamente es respecto a los recursos de reclamación, este Comité de Ministros ha decidido acoger los recursos de reclamación presentados por la comunidad, por la ciudadanía y dejar sin efecto la Resolución de Calificación Ambiental del proyecto Hidroaysén y en este acto administrativo terminal se declara rechazado el proyecto hidroeléctrico HidroAysén".

La inversión estimada alcanzaba a unos US$3.200 millones y su potencia pretendía fortalecer al sistema eléctrico chileno, cada vez más debilitado por una demanda creciente y una oferta restringida y cara por el uso intensivo de fuentes como diesel, carbón y gas, que Chile no produce.

Las empresas patrocinantes de este proyecto aún pueden recurrir nuevamente a los tribunales para revertir el rechazo del gobierno.

* Con información de TVN y Nacion.cl