La paralización en la división Radomiro Tomic de Codelco sigue en pie por parte de los trabajadores que protestan en contra de las condiciones laborales, y exigen la salida del gerente general Francisco Carvajal, después de la muerte del trabajador Nelson Barría.

Esto llevó a que se paralizaran las faenas en la mina dejando de producir 1700 toneladas de cobre fino, las que están avaluadas en 6.000 millones de pesos (US$12,7 millones), según consigna el sitio Soy Chile.

El presidente de la Federación de Trabajadores del Cobre, Raimundo Espinoza, fue claro en decir que “la división Radomiro Tomic está paralizada en su totalidad. Estamos pidiendo la salida de los ejecutivos de la división producto del accidente”.

En tanto, el alcalde de Calama Esteban Velásquez apoyó la manifestación argumentando que “es una situación que es coyuntural y que respaldamos plenamente. El tema de la seguridad es un tema permanente que debiera prever siempre la administración”.

Los trabajadores anunciaron una “radicalización” de las protestas y para el 3 de abril se fijó una manifestación simultánea en todas las divisiones de Codelco.

Lea además en La Nación: Codelco aumentó sus excedentes en más de US$450 millones