Amplia polémica ha generado en Chile el proyecto de la central eléctrica Hidroaysén,  un conjunto de cinco represas instaladas en el extremo sur de ese país (XI región), las que abastecerán con sus 2.750Mw en total al 14% del consumo energético en Chile hacia el 2030 y que se estima ascenderá a los 18.430 Mw/año.

En un contexto de relativa incertidumbre de abastecimiento energético que sufrirá dicho país en los próximos años, producto de su creciente consumo energético, que actualmente asciende a los 6.000 Mw/año y que se prevé que se triplique hacia el 2030, de acuerdo a estudios de la Universidad de Chile, la polémica se ha instalado entre quienes sostienen esta tesis y quienes se oponen a la construcción de Hidroaysén, por considerar que las autoridades han sido permeables con la tramitación del proyecto, poniendo en riesgo el medioambiente de la patagonia chilena en que se emplazaría el proyecto, como lo sostiene el Consejo de Defensa de la Patagonia (ver nota "El proyecto de Hidroaysén es aberrante").

293

Al margen de dicha situación, Hidroaysén, un proyecto de US$7.000 millones impulsado por una sociedad entre Endesa y Colbún,  busca ayudar a que Chile cuente con una matriz energética que tenga mayor respaldo en energía hidráulica y siga el ejemplo, en América Latina, de países como Costa Rica y Colombia. En el caso del primer país, el 80% de su energía proviene de sus recursos hídricos, mientras en el caso colombiano, es del 78%. En Chile, dicho índice sólo es el 38%.

Cabe señalar que Costa Rica y Colombia se encuentran entre las 10 naciones más verdes del planeta, entre un total de 149, de acuerdo a un ránking (Environmental Performance Index) elaborado por las Universidades de Yale y Columbia.

Las claves de Hidroyasén. Si bien hay un amplio debate sobre la conveniencia o no de instalar este conjunto de cinco centrales hidroeléctricas, en general se sabe relativamente poco sobre ellas. Entre las características más importantes destacan:

Nombre de las centrales: Llevan la de los ríos que las abastecerán con sus aguas, Baker y Pascua, dos de los más caudalosos en Chile. Sus nombres son Baker 1 (que se emplazará en la zona exhibida por la imagen 2), Baker 2, Pascua 1, Pascua 2.1, Pascua 2.2

Ubicación: En el extremo sur de Chile (décima primera región).

295

Superficie: La superficie total de las cinco centrales hidroeléctricas serán de 5.910 hectáreas, lo que equivale al 0,05% de la superficie total de la XI Región. Respecto de los recursos hídricos que se ocuparán para el proyecto, estos ascienden al 1,5% de las aguas de dicha región. 

Plazo de construcción de obras: La primera de las cinco centrales será construída desde 2019 (Baker 1) Debiera estar terminada en un plazo de máximo de tres años. Mientras, la construcción de la última central (Baker 2) concluirá entre 2025 y 2026, dependiendo de la velocidad de avance en las obras.  

Equivalencia energética: Los 2.750 Mw de Hidroaysén que debiera generar Hidroysén equivalen a la capacidad de generación de siete centrales termoeléctricas. Ello evita emisiones de 16 millones de toneladas anuales de CO2, que a su vez, representan las emisiones de todo el parque automotriz de Chile en un año.

Fase de transmisión: El proyecto contempla 2.000 kilómetros, apróximadamente, de líneas de transmisión que se dirigirán a Santiago, la capital chilena. Un tramo de 250 kilómetros, en la XI región, pasará bajo el mar, ya que se considera como el área más sensible en vista que las condiciones geográficas de la zona dificultan la instalación de las líneas de transmisión en tierra firme.