Santiago. Cuando se acercan importantes conciertos masivos en Chile, el Servicio Nacional del Consumidor de ese país (Sernac) informó que recientemente ha presentado cinco demandas colectivas contra empresas productoras de eventos y ticketeras, luego de detectar distintos incumplimientos que reflejan las malas prácticas que hace tiempo arrastra este mercado y que las empresas no han mostrado disposición a solucionar.

En agosto del año pasado, el Sernac envió un oficio a las empresas productoras de eventos con el propósito de recordarles las exigencias que establece la ley del consumidor luego de detectar una serie de problemas que se repiten en este mercado.

De los más de 4.500 reclamos que se recibieron el año pasado contra el mercado de la diversión y espectáculo, cerca del 70% son contra las empresas productoras de eventos o vendedoras de entradas. De ellos, el 73% se refiere a incumplimientos en lo prometido en la publicidad o falta de información veraz y oportuna sobre las características relevantes del servicio. También los consumidores se quejan de que no se les devuelve el total de la entrada ante la suspensión de un evento, y de falta de condiciones de seguridad en algunos casos.

También se ha detectado que algunas empresas productoras de eventos comercializan un espectáculo sin contar con los permisos que deben otorgar las autoridades respectivas, lo que pone en riesgo la realización del evento.


Ante este escenario, y considerando que los incumplimientos en este mercado afectan a muchos consumidores, el Sernac ha presentado demandas colectivas contra Time For Fun; Transistor; Four Group y Ticket Fácil; Empire Digital y Ticket Fácil; y Xxclusive, quienes deberán responder ante la Justicia.

El Servicio pidió las máximas multas por cada infracción a la ley del consumidor, la devolución íntegra de las entradas a quienes no la han recibido más las indemnizaciones que correspondan por los daños causados y por último, la publicación en un medio de circulación nacional donde la empresa informe lo sucedido y se comprometa a que no vuelva a ocurrir.

La empresa Time For Fun (productora) fue demandada luego de que en octubre de 2009 se realizara el concierto de Depeche Mode en el Club Hípico de Santiago con la asistencia de cerca de 45 mil personas. El problema fue que la zona denominada “Balcón Preferencial” y que prometía ubicación privilegiada, resultó no ser tal debido a que prácticamente no se veía nada, y los asientos tampoco estaban numerados como se ofreció.

En el caso de la productora Transistor, los hechos que originaron la acción judicial, ocurrieron en octubre de 2010, cuando se realizó el concierto de Rage Against the Machine en el marco del concierto “Maquinaria”. El problema se produjo para quienes compraron entradas para cancha vip pagando un mayor precio, pero cuando se estaba realizando el concierto, los asistentes de cancha general avanzaron violentamente, ocupando el espacio por el cual ellos habían pagado, perdiendo la condición exclusiva por la cual ello habían pagado. El Sernac consideró que las medidas de seguridad fueron insuficientes, se arriesgó a los consumidores y se incumplió el servicio en las condiciones ofrecidas.

Four Group (productora) y Ticket Fácil (ticketera) fueron demandadas luego de incumplir con lo ofrecido respecto al espectáculo “American Monster Truck” que se realizaría en julio del año pasado en Espacio Riesco. El evento fue suspendido provocando la frustración de los papás y los niños que llegaron el día fijado al evento.

Pero los problemas no terminaron ahí, pues se fijaron nuevas fechas en agosto, pero nuevamente se suspendió cuando los consumidores llegaron hasta la puerta del recinto. Para peor, sólo unos pocos consumidores lograron que se devolvieran las entradas.

Respecto a Empire Digital (productora) y Ticket Fácil (ticketera), fueron denunciados a tribunales por la “Maratón de Reggaeton” que se realizaría en octubre de 2010 en Santiago y Coquimbo, donde durante 8 horas se presentarían varios de los exponentes de este género. El evento se suspendió y pese a que la empresa informaba en un comunicado la forma de recuperar el dinero de las entradas, establecía un plazo muy limitado y en medios de menor difusión, por lo que muchos consumidores no se enteraron de la medida. Además, el Sernac comenzó a recibir reclamos de consumidores exigiendo el dinero en los plazos y condiciones entregadas por la empresa, no respectándosele lo ofrecido.

La productora Xxclusive fue demandada por el concierto que dio el reggetonero Daddy Yankee en el velódromo del Estadio Nacional el 29 de agosto del año pasado. En la ocasión, los consumidores que compraron entradas en el sector denominado cancha Vip, pagando cerca de $40 mil pesos (US$84,3), no pudieron utilizar dicha locación debido a que la tarima donde iban a estar tuvo problemas de seguridad, siendo reubicados en el sector de tribunas, un lugar de mucho menor calidad al que ellos habían pagado, lo que fue aceptado en su momento por los afectados bajo la promesa por parte de la productora que se le devolvería el 50% del valor de la entrada, lo que nunca ocurrió.

Además, el show que iba a comenzar a las 20 horas, fue retrasado cuatro horas debido a todos los inconvenientes producto de la reubicación, lo que le significó a los asistentes, muchos de los cuales eran niños, múltiples inconvenientes, principalmente de transporte, considerando que era domingo, donde la locomoción es muy escasa, sobretodo durante la madrugada.

El director nacional del Sernac, Juan Antonio Peribonio, señaló que en la etapa previa a las demandas las empresas no mostraron disposición a reparar los incumplimientos, por lo que deberán responder ante la Justicia. “Es inaceptable que una empresa organice un evento, prometa el cielo y la tierra, después no cumpla y ni siquiera responda. Los consumidores acuden a un espectáculo a disfrutar, y sufren una tremenda decepción cuando las empresas no respetan lo ofrecido.”

Indicó que las acciones judiciales buscan dar una señal de la necesidad de elevar el estándar de este mercado y eliminar de raíz las malas prácticas y que los consumidores conozcan sus derechos: “El Sernac será inflexible en hacer cumplir la ley del consumidor”, enfatizó Peribonio.

Los derechos en espectáculos. Según el Sernac, entre las obligaciones de estas empresas, está el contar con las autorizaciones correspondientes que garanticen el derecho de los consumidores a un espectáculo seguro, así como las entradas vendidas deben corresponder a la capacidad real del recinto, pues la Ley sanciona la sobreventa de entradas. 

Las empresas que organizan espectáculos deben informar clara y oportunamente las características relevantes del evento como los invitados, las fechas y precios, y que esas condiciones deben ser respetadas. 

Cualquier fiesta o espectáculo, debe cumplir las condiciones objetivas informadas o publicitadas. Esto es, si por ejemplo, ofreció a un artista determinado día y en cierta ubicación, es eso lo que el consumidor debe recibir. 

Ante la suspensión del espectáculo o cambio de las condiciones contratadas, los consumidores tienen derecho a que se devuelva todo lo pagado, incluyendo el “cargo por servicio” como lo han ratificado los mismos tribunales en varios casos. 

Asimismo, los consumidores tienen derecho a ser indemnizados o compensados por todos los daños que el cambio del evento o cualquier incumplimiento les haya causado. 

Frente al consumidor, responden también las empresas que venden las entradas, pues la ley es clara, y quienes actúan como intermediarias también tienen responsabilidad cuando el evento se suspende.
El Sernac estará monitoreando de cerca este mercado y llama a los consumidores a exigir sus derechos si no son respetados.