Santiago. El 60% de las grandes mineras chilenas se acogería al nuevo esquema de regalías propuesto por el gobierno chileno, que tiene como objetivo financiar la reconstrucción del país tras el terremoto de febrero pasado.

Entre las firmas que aceptarían la fórmula se encuentran tres de las principales mineras: Escondida, de BHP , Collahuasi y Pelambres, según un reporte de El Mercurio.

En 2005, el gobierno chileno estableció una invariabilidad tributaria de 4% y 5% a la renta operacional  que se extendería por doce años.

La propuesta establece que las compañías que renuncien voluntariamente a ese régimen para los años 2010 y 2011, pagarán impuestos específicos en torno al 8%.

Con posterioridad, volverán a sus regímenes anteriores. Y a partir de 2017 o 2019, pagarán una invariabilidad de 3,5% a 9%, según su margen operacional, durante ocho años.

A través de esta fórmula, el gobierno chileno espera recaudar cerca de US$700 millones.

Sin embargo, la extensión de la invariabilidad tributaria no sería atractiva para el 100% de las empresas, porque algunas cerrarán sus proyectos con anterioridad a 2025.

"Escondida, Pelambres y Collahuasi representan el 60% de la recaudación del royalty. Se requiere de ellas tres, además de otras 20 empresas, para recién obtener el 95% de ese total", dijo El Mercurio, citando a una fuente del sector.