Santiago. El presidente de Chile, Sebastián Piñera promulgó este martes una ley que establece límites para las emisiones de las centrales termoeléctricas.

Aunque casi la mitad de la energía de la nación se produce en centrales termoeléctricas, de carbón, diésel o gas natural, no habían límites de emisiones gubernamentales vigentes para las generadoras.

"Hemos decidido tomar el toro por las astas, y por eso, aunque a muchos les parezca difícil de creer, en nuestro país no existen hasta el día de hoy normas que limiten la emisión de las centrales termoeléctricas, ni tampoco normas que garanticen la calidad del aire", dijo Piñera.

Las nuevas regulaciones también establecerán los límites para emisiones de material con partículas finas. La contaminación con material con partículas finas se produce generalmente desde centrales a carbón, instalaciones industriales y motores diésel.

Piñera promulgó la regulación al tiempo que se espera que la demanda energética de Chile se eleve entre un 6% y un 7% en 2011, y mientras se pronostica que el país necesitaría cerca de 10.000 megavatios de nueva capacidad instalada para 2020.