Santiago. Todavía siguen trabadas las conversaciones entre la compañía de agua chilena Aguas Andinas y generadora eléctrica AES Gener, lo que ha retrasado el proyecto hidroeléctrico Alto Maipo, en la región Metropolitana.

Las empresas mantienen una disputa hace meses debido a que las dos centrales contempladas en la iniciativa utilizarán agua proveniente del embalse El Yeso, propiedad de Aguas Andinas y destinada al abastecimiento sanitario, por lo que la compañía estaría exigiendo una compensación económica.

“Aunque hay conversaciones, aún no se ha perfeccionado ni firmado ningún acuerdo”, explicó Aguas Andinas, y agregó que aunque las conversaciones han tenido como finalidad "analizar las distintas consecuencias operativas y económicas del señalado proyecto", aún no han llegado a un arreglo definitivo, informó La Tercera.

Las dos unidades hidroeléctricas demandarán una inversión de cerca de US$900 millones y aportarán 530 megavatios al Sistema Interconectado Central (SIC), que abastece de energía entre Tal Tal y Chiloé. Se prevé que las obras se inicien en 2011.

En enero pasado, la Comisión Nacional del Medioambiente (Conama) rechazóun recurso de reclamación contra la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) interpuesto por uno de los ejecutivos de la empresa sanitaria.