Santiago. El gobierno chileno recaudó este miércoles unos US$982 millones por la venta de casi un tercio de la mayor empresa de aguas del país, a un precio menor a lo esperado por el mercado, lo que provocó un desplome de sus acciones en la bolsa local.

La estatal Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) vendió poco más de 1.834 millones de acciones de Aguas Andinas, 30% del capital, a un precio de 250 pesos por papel.

Analistas habían recomendado en promedio pagar hasta 269 pesos por acción en el remate de la empresa sanitaria, según un sondeo de Reuters.

El poco atractivo precio provocó un caída de los títulos de la sanitaria en la Bolsa de Comercio de Santiago. A las 10.30 hora local (1410 GMT), las acciones de Aguas Andinas se desplomaban 6,35% a 243,5 pesos.

Tras la venta, el gobierno mantendrá cerca del 5% del capital en Aguas Andinas.

"Este porcentaje le permite (al gobierno) ejercer un derecho a veto sobre las transferencias de derechos de aprovechamiento de aguas y de concesiones sanitarias que la empresa eventualmente realizara", dijo Corfo en un comunicado.

La venta en Aguas Andinas se enmarca en un proceso de enajenación de activos de firmas de agua potable, que impulsa el Gobierno de centro derecha del presidente Sebastián Piñera.

Los fondos recaudados serán destinados al fortalecimiento de programas de Corfo, la capitalización de empresas estatales y la mantención de inversiones financieras de la corporación, detalló.

La firma sanitaria es el principal activo de Inversiones Aguas Metropolitanas, que a su vez es filial de la española Aguas de Barcelona (Agbar).

Del total subastado, cerca de 50% fue asignado a personas e inversionistas no institucionales locales. El remanente fue obtenido por extranjeros e institucionales locales, entre ellos fondos de pensiones.