Santiago. La ministra Secretaria General de Gobierno de Chile, Ena von Baer; el ministro de Obras Públicas, Hernán de Solminihac, y el subsecretario de Agricultura, Alvaro Cruzat, anunciaron el cumplimiento de la meta presidencial de reconstruir el 100% de la infraestructura de regadío de 170 mil hectáreas afectadas por el terremoto, entre las regiones de Valparaíso y La Araucanía.

Las autoridades compartieron la noticia con los locatarios y consumidores de La Vega, quienes se ven directamente beneficiados por la recuperación de las obras, ya que permite asegurar el abastecimiento de frutas y verduras de la temporada de verano 2011.

Asimismo, destacaron que se cumplió con el compromiso presidencial de asegurar el riego para la presente temporada y rehabilitar la infraestructura afectada.

Los personeros coincidieron en que gracias a este esfuerzo, hoy los consumidores pueden adquirir frutas de la temporada, como sandías, melones, cerezas y uvas. También los cultivos tradicionales, como maíz y papas.

"Son más de 18 mil los pequeños agricultores que se vieron afectados luego del terremoto. Y a partir de la organización de los funcionarios del Estado, junto a la cooperación de las juntas de vigilancia y las asociaciones de canalistas, hemos logrado recuperar esto a tiempo, por tanto hemos permitido que la producción de hortalizas y de frutas se pueda dar con normalidad esta temporada", destacó el subsecretario Cruzat, luego de recorrer el recinto junto a las autoridades.

El representante de la cartera de Agricultura se refirió al lema de La Vega, "del productor al consumidor", y explicó que el Ministerio de Agricultura ha garantizado que esa cadena funcione bien y en condiciones normales,"para que esas familias que viven de la actividad agrícola puedan desarrollar su labor sin mayores reparos", destacó.

Reconstrucción de la infraestructura de riego. Recuperar la operatividad de la infraestructura de riego se convirtió en una tarea prioritaria para el gobierno. El balance recopilado confirmó daños por poco más de $35 mil millones en esta materia, sumando lo invertido por la carteras de Obras Públicas y Agricultura. La inversión del Minagri consideró los concursos asignados por la Comisión Nacional de Riego (CNR).

Los daños significaron en su momento la pérdida de 170 mil hectáreas en zonas productivas de frutales y cultivos anuales, comprendidas entre las regiones de Valparaíso y La Araucanía.

Sin embargo, el oportuno diagnóstico de los daños que realizó el Ministerio de Agricultura, a través de la Comisión Nacional de Riego (CNR) e INDAP, y que además contó con la colaboración de las organizaciones de usuarios de aguasy de profesionales especializados del sector privado, contribuyó a determinar los montos reales requeridos y que el gobierno pudiera iniciar con urgencia los trabajos de recuperación de la infraestructura.