La disputa es histórica: que el pisco es del uno o del otro, siempre ha sido el tono de debate entre Perú y Chile en torno al destilado. Lo cierto es que Chile durante el primer semestre del 2017 recibió el 37% de  las exportaciones de pisco, según el informe de la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria de Perú (Sunat).

La Asociación de Exportadores del Perú (ADEX) informó que los despachos de pisco entre enero y julio de este año ascendieron a US$4,5 millones, registrando un ligero incremento de 3,4% y consolidando a Chile como principal destino, tras incrementar sus pedidos en un 50,8%, según dicha asociación.

Los embarques arribados al país en mayo-junio totalizaron 30.300 litros y sumaron US$951 mil, según cifras de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), elaboradas con información del Servicio Nacional de Aduanas. Pese a ser el principal embarque de pisco peruano, el que llega a Chile, el volumen de mayo representó una caída de 29,1% respecto de abril.

Actualmente, diez empresas productoras de pisco peruano envían este tipo de bebida hacia el país. Esto lo realizan bajo la designación de "Aguardiente de uva", dado que Chile tiene una denominación de origen Pisco.

En lo que va de 2017, la Viña Santiago Queirolo exportó a Chile US$162.400; Tabernero, US$461.668; Vidas de Oro, US$65.472; Don Luis, US$136.990; De la Mancha, US$37.640: San Isidro, US$83.179; y Nyrla Levano, US$4.236.

El presidente del Comité de Pisco de la Asociación de Exportadores de Perú (Adex), William Urbina, afirmó para AméricaEconomía.com que "en Chile no compran el pisco por la marca sino por la calidad. El mismo chileno reconoce la calidad del pisco peruano. Son productos diferentes. Nuestro pisco es un destilado en mosto". Indicó además que “los principales consumidores de nuestra bebida de bandera en Chile son los peruanos que radican en ese país y chilenos que reconocen su calidad.”

Pisco chileno de exportación

El sector pisquero nacional tiene motivos para brindar. Según el informe de ProChile, entre enero y mayo de 2017 se cifraron exportaciones que llegaron a los US$1,4 millones, lo que se manifestó un alza de 54% respecto al mismo periodo de 2016. Cifra que de paso, permitió al mercado nacional pisar los talones de su principal contendor: la industria peruana. De hecho, acortó dicha distancia con respecto a lo que se refiere a envíos en un 33%, unos US$1,5 millones.

Los principales destinos de la bebida chilena son los mercados de Europa, donde destacan por su constante consumo, Reino Unido, Rusia, Polonia y Alemania, siendo la Compañía Pisquera de Chile (CPCH) una de las principales empresas del rubro en materia de exportación.

Francisco Hernández, presidente de Pisco Chile A.G. aseguró a AméricaEconomía.com que la industria pisquera está enfocada en seguir creciendo y desarrollando la categoría pisco, destacando su calidad, versatilidad y características únicas: “la estrategia de enfocarnos en nuestras fortalezas y en la calidad de nuestro producto ha rendido frutos”, por otro lado también aseguro que la industria del destilado nacional se encuentra en un buen momento “donde el pisco está retomando una senda de crecimiento a nivel nacional y proyectándose a nivel internacional.”

Respecto a las zonas de mayor número de exportaciones a nivel nacional, destaca la Región de Atacama y la de Coquimbo, siendo esta última la que tiene el mayor porcentaje de participación con el 59% del total de los envíos. Alrededor de quince empresas del sector serían las encargadas de hacer envíos al extranjero, de las cuales la gran mayoría son cooperativas y agrupan, a su vez, a decenas de pequeños productores de pisco.