El Servicio de Impuestos Internos (SII) presentó este miércoles en la Fiscalía de Alta Complejidad del Ministerio Público una nueva denuncia que involucra al Grupo Penta.

El acusación va en contra de los representantes legales de Empresas Penta S.A.; Inversiones Penta III Ltda.; Inmobiliaria Duero Ltda.; Inversiones Challico Ltda.; Inversiones Santa Sarella Ltda.; e Inversiones Perkita Ltda., para que se les investigue como presuntos autores de delito tributario, por el uso indebido de boletas de honorarios y facturas falsas para disminuir la base imponible del Impuesto a la Renta de dichas sociedades.

La acción penal denuncia también por delito tributario a los representantes legales de Empresas Penta SA, por rebajar indebidamente la base imponible de su Impuesto de Primera Categoría, mediante el uso de facturas falsas, que dan cuenta de servicios de asesorías que no se realizaron, emitidas por la empresa Penta Corredores de Bolsa S.A., filial del Banco Penta S.A., por montos que superan los $2.000 millones (US$3,3 millones), en los Años Tributarios 2009 y 2010, conducta que configura el delito previsto y sancionado en el artículo 97 N° 4, inciso primero, del Código Tributario, según manifiesta un comunicado dado a conocer por el SII.

Detalle de la denuncia. La denuncia busca que se investigue a los representantes de las seis empresas antes señaladas como autores de los delitos previstos y sancionados en el artículo 97 N° 4, inciso primero, del Código Tributario, que se refiere a la presentación de declaraciones maliciosamente incompletas o falsas que puedan inducir a la liquidación de un impuesto inferior al que corresponda.

SII explica también que la acción legal va dirigida “en contra de personas que, de acuerdo a los antecedentes obtenidos, facilitaron en forma reiterada el delito a través de la entrega de boletas de honorarios o facturas falsas, según el caso, las que fueron ingresadas a la contabilidad de las empresas individualizadas, por trabajos o servicios que no se realizaron o prestaron, hecho sancionado como delito en el inciso final del mismo artículo 97 N°4, ya citado”.

Asimismo, se dirige en contra de todas las demás personas que resulten responsables, como autores, cómplices o encubridores de los ilícitos denunciados.

Los antecedentes analizados por los fiscalizadores y abogados de la Subdirección Jurídica del SII manifiestan que como resultado de dichas maniobras fueron incorporados como gasto a la contabilidad de las empresas aludidas un total de 258 documentos falsos por un monto líquido de $615.745.236.

En relación con las personas que figuran como emisores de facturas o de boletas de honorarios, a quienes no se les hizo extensiva la denuncia, el SII ejercerá oportunamente sus facultades, según el mérito de los antecedentes que arroje el avance de la investigación.