Santiago. El sindicato de trabajadores de Escondida, la mayor mina de cobre del mundo, rechazó la propuesta que realizó la empresa para negociar anticipadamente su próximo contrato colectivo, lo que pone presión a las discusiones formales que deben sostener el próximo año.

"Los trabajadores rechazaron la propuesta de la empresa por considerarla del todo insuficiente", dijo el miércoles Marcelo Tapia, dirigente del sindicato de trabajadores de Escondida, controlada por BHP Billiton.

Pese a este rechazo, es poco probable que los trabajadores sindicalizados vayan a una huelga en el corto plazo en la mina, ya que sería considerada ilegal de acuerdo con la legislación chilena, y especialmente cuando la mesa formal de diálogo está programada para julio del 2013.

Las conversaciones anticipadas se dieron en momentos en que Escondida afronta un mejor desempeño operacional, luego de que el año pasado su producción cayera un 25% dañada por una huelga que se extendió por dos semanas.

La compañía no estuvo inmediatamente disponible para hacer comentarios.

La producción de Escondida subió un 72,4% en el tercer trimestre, en medio de un programa para mejorar el acceso al mineral y favorecida por una baja base de comparación, según datos de la estatal Comisión Chilena del Cobre (Cochilco).

Entre enero y septiembre, la producción aumentó un 31,6% a 787.000 toneladas.

Escondida está a unos 170 kilómetros al sureste de la norteña ciudad de Antofagasta, a alrededor de 3.100 metros de altura. Además de BHP Billiton, participan en la empresa Rio Tinto, JECO Corporation y JECO 2 Ltd.