Chile. Los trabajadores de la mina chilena Escondida, el mayor yacimiento de cobre del mundo, se mantenían firmes este lunes en una huelga que cumple 11 días, en medio de expectativas de que la empresa realice una nueva propuesta económica que ponga fin a la movilización.

La protesta ha impulsado el precio mundial del cobre, que este lunes tocaba un máximo de cuatro meses en medio de temores a una falta de suministros por la huelga y tras el anuncio de un acuerdo para resolver el problema de deuda de Estados Unidos.

Escondida, controlada por BHP Billiton, habría dejado de producir unas 33.000 toneladas de cobre, lo que equivale a unos US$330 millones. La firma se vio obligada a declarar fuerza mayor en sus envíos de concentrado como consecuencia de la huelga

Cubrir la demanda de los trabajadores, que apunta principalmente a la mejora de un bono, costaría unos US$26 millones, menos de un día de producción en el enorme yacimiento. Pero los analistas creen que ceder a las presiones podría dar lugar a mayores conflictos en el futuro.

"La empresa tiene que contactarse con nosotros. Tenemos todo el ánimo de conversar pero no vamos a iniciar ninguna acción nosotros. Son ellos los llamados a hacer una oferta decente si quieren ponerle fin a la paralización", dijo a Reuters Marcelo Tapia, vocero del sindicato.

"La empresa tiene que contactarse con nosotros. Tenemos todo el ánimo de conversar pero no vamos a iniciar ninguna acción nosotros. Son ellos los llamados a hacer una oferta decente si quieren ponerle fin a la paralización", dijo a Reuters Marcelo Tapia, vocero del sindicato.

Escondida, que produce el 7% del cobre mundial, ha ofrecido a cada uno de los 2.375 trabajadores en huelga poco menos de US$6.000 por un bono que no está contemplado en el contrato colectivo, mientras ellos exigen US$11.000. El tema se ha convertido en la piedra de tope de la negociación.

El sindicato rechazó la oferta el viernes y desde ese día las partes no se han contactado. La companía no ha informado de un nuevo planteamiento.

El temor de que la huelga pudiera contagiar a otros yacimientos en el país se alejo levemente, luego de que el sábado los trabajadores de la minera chilena Collahuasi, la tercera mayor de cobre del mundo, realizaran un paro de advertencia que se extendió sólo por 24 horas.

Los sindicatos de otras mineras de Chile, el mayor productor mundial de cobre, dijeron que no tienen planes inmediatos de paralizaciones.

Pese a un frente de mal tiempo, los trabajadores de Escondida mantienen la huelga y hacen turnos en el ingreso a la mina, ubicada en la cordillera de los Andes, para impedir el ingreso de buses con operarios tercerizados que a veces envía la empresa para retomar labores.