Iquique. Los trabajadores de la mina Collahuasi en Chile se alistaban este viernes para iniciar una "larga" huelga, tras el fracaso de las negociaciones de un nuevo contrato en el tercer mayor yacimiento mundial de cobre.

El cese de actividades de los operarios sindicalizados comienza oficialmente a las 08.00 hora local (1100 GMT) cuando se produce el cambio de turno en las faenas productivas, ubicadas en el extremo norte del país y a más de 4.000 metros sobre el nivel del mar.

La incertidumbre por la paralización contribuye al fortalecimiento de los precios del metal a nivel global, ya empujados por el temor a una restricción en la oferta para el próximo año.

El sindicato alega que la propuesta de la empresa no satisface todas sus demandas, ya que ellos buscan aumentar el ingreso mensual real de los trabajadores mientras que la firma se basa en mejorar otro tipo de beneficios.

"La historia indica que los trabajadores tienen que hacer este tipo de movilizaciones para poder lograr sus objetivos", dijo la directora sindical Jacqueline Cerda, al advertir que están preparados para una larga paralización.

Collahuasi, controlada por las gigantes Xstrata y Anglo American, lamentó el desenlace del frustrado diálogo de cinco días bajo la mediación del Gobierno y afirmó estar dispuesta a seguir buscando un arreglo contractual satisfactorio.

La minera activó un plan de contingencia para garantizar la producción y además bajó de las instalaciones a personal en labores no esenciales, así como a tercerizados.

En los últimos días, la empresa había mejorado una propuesta pero el sindicato la consideró insuficiente, lo que llevó al término del lapso de negociación, habilitando legalmente a los trabajadores a iniciar la huelga.

Los trabajadores prevén hacer una breve manifestación este viernes con los afiliados que están en la costera ciudad de Iquique, ya que el grueso de la masa laboral se encuentra en las instalaciones de la mina, enclavada en plena Cordillera de Los Andes.

El sindicato -que agrupa a más de 1.500 operarios- planea bajar a todo el personal de la faena hasta la ciudad, desde donde protagonizarían una marcha el próximo lunes.