Santiago. El Tribunal Constitucional de Chile aplazó este miércoles su decisión de aceptar o no una queja de una aerolínea local contra el proceso de fusión de Lan con la brasileña TAM, lo que suma tensión a una dilatada unión entre ambas compañías.

La chilena PAL Airlines había presentado ante el Tribunal Constitucional un recurso contra un acuerdo sellado entre Lan y la Fiscalía Nacional Económica para mitigar los efectos que podría generar una unión entre los dos gigantes regionales.

"No se definió nada. Se estimó que eran necesarios alegatos para determinar la admisibilidad (de la queja). Se corrió para la próxima semana, dependiendo de los alegatos", dijo a Reuters una fuente cercana al proceso del Tribunal Constitucional.

Otras dos fuentes confirmaron la postergación.

Este aplazamiento "va a provocar un efecto negativo porque se mantiene la incertidumbre, sobre todo con las expectativas que se habían generado en la mañana", dijo Guillermo Araya, analista de la corredora chilena K2.

A las 14.25 local (1725 GMT), los títulos de LAN -que concentraban en el mayor interés de los inversionistas- subían un 1,06% a CH$12.599, tras haber llegado a trepar más temprano casi un 4%.

En tanto, los papeles de TAM avanzaban un 1,79% a 32,40 reales, luego de escalar casi un 5% en Sao Paulo.

Con esta acción, la rival de LAN busca frenar la investigación que desde hace varios meses lleva el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) sobre la fusión de Lan y TAM.

Ese tribunal se encontraría cerca de un fallo. Si aprueba la operación se crearía una de las diez mayores grupos de aerolíneas del mundo.

Lan, con casa matriz en Santiago, tiene unidades de operación en Argentina, Colombia, Chile, Ecuador y Perú, además de filiales de carga en Brasil y México.