La práctica de las grandes tiendas del retail de aumentar los montos para el crédito de sus clientes produce más de una confusión y molestia entre los consumidores, cuya principal queja es que primero se le incrementa el cupo disponible y recién posteriormente se les consulta si lo quieren o no.

Este es uno de los factores que contribuyen al sobreendeudamiento, especialmente a través de las llamadas "promociones provisionales", realizadas por Cencosud, para "ayudar a los gastos de las compras de marzo", como explican desde su call center.

Sin regulación. Hernán Calderón, presidente de la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios (Conadecus), señala que la actual normativa "no regula cuándo se aumenta el monto disponible o el crédito de una tarjeta, por lo que queda a criterio de la empresa que, cuando ve a un consumidor con buen comportamiento, unilateralmente le aumenta el cupo disponible".

"Lo correcto sería que, si me quieren aumentar el cupo, me consulten y yo lo acepto, pero hoy día no tenemos ninguna regulación para poder ver el aumento de cupo unilateral, porque además el riesgo lo asume la empresa, también de modo unilateral. Pero no le consulta cuánto es su remuneración o si está sobreendeudado o tiene otros créditos en otro lado", sostiene.

Según Calderón, se requiere avanzar en la unificación de la base de datos, para que el sistema financiero sepa el comportamiento de los consumidores antes de ofrecer aumentos de créditos de forma unilateral.

Consejo útil. En la organización de consumidores aconsejan que los consumidores pongan atención con esta política comercial. "Recomendamos que el crédito se utilice responsablemente para responder a los compromisos en los plazos establecidos para no pagar intereses, multas ni gastos de cobranza, porque el mercado juega a esto", afirman.

* Vea además en Lanación.cl: "Tiroteo en EE.UU. deja cinco muertos".