Santiago. Chile venderá sus participaciones en cuatro empresas sanitarias, valoradas en US$1.600 millones, y destinaría los fondos a financiar inversiones de la minera estatal Codelco y la reconstrucción del terremoto de febrero.

El plan del gobierno contempla la venta de los títulos en la empresa Aguas Andinas, la mayor firma de agua potable del país y que es controlada por la española Aguas de Barcelona (Agbar).

La iniciativa, que se concretaria en un plazo de seis a nueve meses, también considera la enajenación de las participaciones minoritarias en la firma Esval, Essbio y Essal.

El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, explicó que la venta de la participación del gobierno en las sanitarias permite obtener fondos extra para capitalizar las grandes empresas públicas, como Codelco, y a su vez libera recursos para destinar a la reconstrucción del país.

"Si estos activos son considerados prescindibles y pueden potenciar el rol de las empresas públicas, lo que se hace es liberar recursos para la reconstrucción del país", dijo Larraín a periodistas.

"Lo importante de estos recursos es capitalizar más empresas públicas con buenos proyectos de inversión (...) a través de cierta ayuda a Codelco, financiar un programa de inversión muy ambicioso y que requerimos para fortalecer a la principal empresa del país", agregó.

La enajenación de las participaciones en las empresas sanitarias, que se enmarca dentro de un plan anunciado en abril por el presidente Sebastián Piñera, podría generar una presión bajista sobre los papeles de las empresas que cotizan en bolsa.

El ministro de Economía, Juan Andrés Fontaine, explicó que una parte de los recursos provenientes de las sanitarias se destinará a fortalecer los fondos de garantía que utiliza la Corporación de Fomento de la Producción para la pequeña y mediana empresa, que ha sido afectada por el terremoto.

La venta de las participaciones del Estado en las empresas sanitarias sería la de mayor envergadura desde la privatización de estas compañías iniciada en la década de 1990.