Santiago. La posibilidad de desarrollar la línea de transmisión por una parte de Argentina del proyecto hidroeléctrico en la región de Aysen para inyectar energía de las centrales Cuervo, Blanco y Cóndor al Sistema Interconectado Central de Chile (SIC), es lo que esta analizando la filial del grupo minero Xstrata Copper, Energía Austral.

Esto debido a que el paso de una parte de la línea por Argentina saldría menos que si se hace completamente por el lado chileno, además que no tendrían que negociar con las comunidades mapuches, reduciendo así los problemas.

Según consigna Diario Financiero, la consultora a cargo del proyecto explica que “los estudios nuestros indican que al construir esto por Argentina - que es absolutamente viable desde el punto de vista jurídico y geográfico- el costo es un 50% menos, porque para construir por Chile hay 150 kilómetros bajo el mar y eso significa un 
US$ 1,5 millones de inversión por cada km”.

La idea contempla salir por el área de Coyhaique en la Región de Aysen hacia Argentina para que la línea retorne hacia Chile por la zona de Los Ángeles en la región del Biobío, para inyectar los 1.000 MW que se pretende suministrar al SIC.

El problema para concretar dicho proyecto, se presenta ante el tema político, ya que según el estudio de factibilidad de Transelec, es prudente la firma de un tratado binacional lo que ya estaría siendo visto por el embajador chileno, Adolfo Zaldívar, ya que sale más factible un acuerdo entre ambas naciones que negociar con cada uno de los dueños de los terrenos en Chile por los que deberá pasar la línea.

Una de las ventajas que se presentan es que no solo interconectaría el lado chileno, si no que serviría para aprovechar la misma línea de energía que se genera en dos centrales hidroeléctricas en la provincia Argentina de Santa Cruz, para conducirla por los mismo cables de transmisión de Energía Austral hasta Buenos Aires.