Santiago. La empresa estadounidense Amazon, de comercio electrónico y servicios en la nube, busca sede para su centro de datos en Sudamérica. En ese contexto, tanto Chile como Argentina se encuentran en competencia por quedarse con la gigantesca inversión de US$1.000 millones.

Los presidentes Mauricio Macri y Sebastián Piñera se juegan sus cartas. Por el lado argentino le ofrecen a la compañía beneficios tributarios, mientras que desde el otro lado de la cordillera apuestan por un subsidio para conquistar al gigante de internet, señala el Diario Financiero.

Y es que este ya es un tema de Estado. Detallan que el propio Macri ha negociado personalmente con altos ejecutivos de Amazon, e incluso se reunió con el mandamás Jeff Bezos, para inclinar la balanza en su favor.

Por el lado chileno, el ministro de Economía, José Ramón Valente, ha encabezado las conversaciones con los directivos, algo que se trabajaba incluso desde la administración anterior, cuando Michelle Bachelet en junio pasado sostuvo una cita en Seattle, Estados Unidos, con Andy Jassy, el CEO de Web Services.

El panorama para Argentina, actualmente, es favorable, ya que la gestión de Macri apunta a incentivar la inversión extranjera en el país, con una serie de medidas diametralmente opuestas a las políticas de Cristina Fernández, que estaban concentradas en la restricción de exportaciones y controles cambiarios para resguardar la industria local.

La fórmula chilena para cautivar a Amazon se traduce en un subsidio de US$9 millones -entregado por Corfo- y otra serie de mecanismos que se mantienen en reserva.

La fórmula chilena para cautivar a Amazon se traduce en un subsidio de US$9 millones -entregado por Corfo- y otra serie de mecanismos que se mantienen en reserva, apunta el citado medio.

Para el ex vicepresidente ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitrán, los beneficios fiscales para Chile serían considerablemente superiores al gasto en que incurriría para “tentar” a Amazon; recursos que “sólo desde el punto de vista de recaudación tributaria, se recuperan con creces”, dijo.

Valente se encuentra en Washington, justamente promoviendo la inversión extranjera en Chile. La agenda contemplaba una cita con el vicepresidente de políticas públicas de Amazon, Brian Huseman.

Se presume que la empresa apuntaría a la Patagonia. Los directivos habrían reconocido su interés por esa zona tras la cita con Bachelet del año pasado, la que ocurrió un día después de que se diera a conocer un proyecto para expandir la red nacional de fibra óptica submarina hasta China.

Amazon buscaría desembarcar en Sudamérica para mejorar la velocidad de los datos y reducir sus costos, expandiendo en la región su negocio en la nube. La compañía aún no define la ubicación de su data center. Incluso, podría optar por construir instalaciones en ambos países.