El sector agrícola está buscando soluciones a la disminución de fuerza laboral, los bajos márgenes para el productor, la falta de agua, la estacionalidad, el uso de pesticidas, la ausencia y la necesidad de que las hortalizas se mantengan frescas, pero al mismo tiempo, está buscando proteger el medio ambiente con una constante especialización de la mano de obra, garantizando la seguridad alimentaria y la salud de los trabajadores.

AgroUrbana nace como una solución a través de un sistema de Agricultura Vertical Interior (ambiente controlado) que permite producir hortalizas atractivas al gusto de consumidor en términos de sabor, frescura y duración, usando sólo un 5% del agua de una plantación agrícola regular y una fracción de la superficie, permitiendo realizar cultivos dentro de la ciudad, además al ser libres de químicos y pesticidas, cuentan con un producto con una alta consistencia y calidad, por lo que no es necesario lavar los vegetales cultivados por Agro Urbana.

Los socios fundadores (Pablo Bunster y Cristián Sjögren) han trabajado durante el último año en aspectos técnicos y comerciales de la propuesta, investigando en la materia, visitando a tecnólogos y las primeras plantas verticales en Norteamérica. Fruto del trabajo anterior, durante los últimos meses se realizó un pequeño piloto a mínima escala con lechugas que permitió verificar el potencial de la solución.

“Gracias a la tecnología y método de cultivo de la agricultura hidropónica avanzada, que no está supeditada a las estaciones, nos permite tener una producción durante todo el año con poco riesgo de pérdida de cosechas y generando un vegetal con mayor duración”, sostuvo Pablo Bunster.

La solución permitirá abrir un campo laboral a los agricultores tradicionales y a las nuevas generaciones para que no abandonen el rubro. Se tecnificará el sector ayudando al problema de la especialización de la mano de obra. Se mejorarán las condiciones de trabajo y, por tanto, la salud de los trabajadores y trabajadoras, al no requerir de tanto esfuerzo físico los procesos de siembra, germinación, trasplante, crecimiento vegetativo, cosecha y empaque.

La aplicación de la solución propuesta ayudaría al poder de negociación y las prácticas comerciales de los pequeños y medianos agricultores, gracias a una mejora de la calidad, de forma que el proyecto pueda contribuir al desarrollo sustentable (económico, social y ambiental) de la pequeña y mediana agricultura y de la pequeña y mediana empresa.