Con la resolución 188/10, la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (SUNAT) en Perú, dio inicio a un marco regulatorio para la aplicación de la factura electrónica en dicho país, proceso que comenzó a masificarse a partir del 30 de junio de 2013.

Azurian fue una de las primeras empresas chilenas en apoyar esta modernización, con su solución DTE Plus, ajustada a la legislación vigente y que a la fecha ha sido implementada con éxito en grandes y medianas empresas peruanas.

La SUNAT ha dado plazo hasta enero de 2016 para unirse al nuevo sistema de facturación, que entrega ahorros de hasta un 60%, considerando los costos de entrega, almacenamiento y procesamiento, además de los gastos logísticos del proceso tributario y la posibilidad de acceder a un sin número de beneficios.

Para enfrentar este proceso, Azurian cuenta con experiencia en facturación electrónica desarrollada en países de la región como Chile, Colombia, Guatemala, Brasil, Argentina y México. Su solución DTE Plus es de rápida implementación e integración con los sistemas de gestión de las empresas y ajustable a los desafíos y complejidades de los contribuyentes.

Emilio Deik, gerente general de Azurian, explica que “actualmente la comunidad peruana está en un proceso crucial de modernización empresarial dado por el nuevo impulso que entrega la adopción de factura electrónica y por nuestra parte queremos aportar nuestra experiencia en implementación en empresas con alta complejidad como por ejemplo: muchas sucursales, alto volumen en el punto de venta, etc.”

Para lograr una exitosa implementación, Azurian, aconseja seguir una metodología basada en cinco pasos: definir un equipo de trabajo que será responsable del proyecto; adaptar los procesos de negocio internos; escoger el proveedor, considerando una solución que cumpla los requerimientos y características de cada empresa; revisar el tipo de facturación de la compañía, es decir si esta se hará en forma centralizada, distribuida y/o si se hace junto al despacho de los productos. Luego desarrollar un plan de comunicaciones y capacitación que involucre a toda la empresa.

Una vez implementada la factura electrónica las empresas de Perú, podrán acceder a un mundo de posibilidades, ya que esta solución se apalanca con portales multicanales, con contabilidad electrónica, gestión documental, entre otros.