Santiago. El productor chileno de mineral de hierro y acero Cap enfrenta sucesivos obstáculos tras el fuerte terremoto que afectó al país en febrero y continúa postergando un plan de inversión de US$2.000 millones mientras proyecta una caída del 20% en la producción de acero de 2010.

El terremoto de 8,8 grados de magnitud dañó varias instalaciones de Cap, lo que paralizó temporalmente la producción.

La división de acero de la firma, Compañía Siderúrgica Huachipato, ubicada cerca del epicentro del sismo, fue una de las más afectadas y sus reparaciones ya superan los US$20 millones.

En 2009, la compañía postergó su plan de inversión de US$2.000 millones como resultado de la crisis financiera internacional. Cuatro meses y medio después del terremoto, el plan sigue en estudio y en compás de espera.

La paralización de tres meses en las operaciones de la división Huachipato resultará en una importante reducción de la producción este año, dijo Iván Flores, gerente general de Compañía Siderúrgica Huachipato, en una entrevista en el boletín mensual de la Sociedad Nacional de Minería, o Sonami.

"El programa original elaborado para el año 2010 consideraba un crecimiento importante respecto del 2009, con despachos por un total de 1.055.840 toneladas, cifra que estimamos se verá reducida en un porcentaje cercano al 20% como producto de la paralización temporal a consecuencia del terremoto", dijo Flores.