Santiago. El grupo siderúrgico chileno CAP planea inversiones por unos 2.600 millones en los próximos cinco años, para duplicar su capacidad de producción de hierro y potenciar sustancialmente su negocio de acero, dijo el lunes el gerente general de la firma, Jaime Charles.

El ejecutivo agregó que en lo que resta del 2010 definirán las cifras de inversión para ampliar su producción de acero, que fue duramente golpeada por el terremoto de febrero.

La inversión mínima que se baraja para el negocio del acero sería de US$1.000 millones, con el objetivo de elevar la producción a al menos 2 millones de toneladas.

"Queremos llegar a 3 millones de toneladas o vamos a ir a 2 millones o dos millones crecedores. Eso es algo que lo vamos a definir en el transcurso de este año. El terremoto tiene a nuestra gente enfocada en reparar lo que hay más que en crecer", dijo Charles en el Foro de Reuters sobre Inversión en América Latina.

No obstante, el gerente general de CAP se mostró abierto a la idea de abordar este proyecto con algún socio, para poder colocar los excedentes de su producción de acero fuera del mercado local, como en Perú y Colombia.

En relación al mercado de acero local, Charles indicó que la demanda estará muy activa ya a partir de julio.

"Los proyectos de construcción, las mejoras de infraestructura publica especialmente todo eso va a estar mas claro y en consecuencia es ahí donde se va a manifestar mas fuertemente la demanda por acero", apuntó Charles.

"Creo que va a continuar también bastante fuerte el próximo año y, por qué no decirlo, el siguiente también", agregó.

En cuanto al negocio del hierro, la compañía tiene previsto duplicar su producción para elevarla a unas 20 millones de toneladas hacia el 2014/2015.

Daños por terremoto. El ejecutivo señaló que espera retomar la normalidad de su negocio del acero en agosto, tras los daños que dejó el sismo en sus operaciones, para alcanzar una producción de unas 800.000 toneladas este año, un tercio menos de lo previsto originalmente.

A raíz del devastador terremoto de 8,8 del 27 de febrero, CAP registró severos daños en la unidad acerera de Huachipato que, sin embargo, alcanzaría 95% de su capacidad de trabajo en julio.

En la entrevista, Charles indicó que los perjuicios que provocó el sismo fueron fuertes pero no implicaron la necesidad de reemplazar instalaciones completas.

"Nuestros seguros, que son sumas del orden de los US$180 millones, van a cubrir confortablemente, creo yo, los gastos", señaló.