Santiago. El grupo chileno Empresas CMPC dijo este miércoles que inició una serie de reuniones técnicas con el Gobierno para definir lo antes posible las compensaciones a clientes por un caso de colusión.

CMPC y PISA -actualmente filial de la sueca SCA- fueron acusadas a fines de octubre por una fiscalía anti monopolio de actuar coordinadamente para controlar durante una década cuotas de mercado y precios en el mercado de derivados del papel.

Para definir la compensación por el impacto del ilícito, CMPC aceptó avanzar en la definición de un mecanismo en coordinación con el gubernamental Servicio Nacional del Consumidor (Sernac).

"No queremos 'chutear' (patear) el proceso en adelante y lo queremos hacer de la manera más rápida posible", dijo a periodistas el gerente general de CMPC, Hernán Rodríguez, tras una reunión con funcionarios del Sernac.

"Esperamos que termine antes (del dictamen) del Tribunal de la Libre Competencia", agregó.

Un grupo de defensa de los consumidores presentó la semana pasada una demanda contra CMPC y SCA Chile para obtener una compensación en uno de los mayores casos contra la libre competencia detectados en el país, que habría generado perjuicios por entre US$465 millones y US$510 millones de dólares.

Según informes de los expertos, CMPC debería pagar entre US$405 millones y US$445 millones en compensaciones, mientras que la unidad de la gigante sueca de la celulosa tendría que devolver entre US$60 millones y US$65 millones a sus clientes.