Santiago de Chile. La Corporación del Cobre (Codelco) de Chile anunció este miércoles que invertirá en los próximos seis años cerca de US$27.000 millones, que incluyen más de 3.000 millones para medidas destinadas a mejorar la sostenibilidad.

El presidente ejecutivo de la minera estatal, Thomas Keller, dijo que el plan de inversiones, "el más grande en la historia de la Corporación", permitirá a la compañía seguir siendo el principal productor de cobre en el mundo e incorporar nuevas políticas de sostenibilidad medioambiental y social.

"Tenemos la oportunidad única de incorporar una sustentabilidad de clase mundial", dijo Keller al presentar el Reporte de Sustentabilidad 2012.

El plan de inversiones de Codelco se enfocará en los cinco proyectos estructurales de la minera, que le permitirán alargar la vida útil de sus divisiones y aumentar la producción de cobre.

La firma estatal prevé invertir en estos proyectos más de US$2.000 millones en medidas para evitar o mitigar el impacto de la minería en las comunidades y el medioambiente, explicó Keller.

Además destinará US$1.000 millones adicionales en sus fundiciones para adecuarlas a la nueva norma de emisión de gases, que es más restrictiva.

En la división Ministro Hales, un proyecto estructural situado en la región de Antofagasta (norte del país), se construirá una planta de tostado de arsénico, que permitirá eliminar este componente en una etapa inicial del proceso.

Keller defendió la viabilidad de Andina 244, otro de los principales proyectos de Codelco, que contempla la expansión de la División Andina, situada cerca de Santiago, y que ha recibido las críticas de organizaciones ecologistas por el impacto que tendrá sobre algunos glaciares.

El ejecutivo aseguró que la expansión de la mina no afectará ningún glaciar blanco y se intentará "minimizar" el impacto sobre seis glaciares de roca.

Codelco prevé invertir US$6.800 millones en el proyecto Andina 244, que se encuentra en la fase de factibilidad y que según las proyecciones de la minera, en 2020 permitirá aumentar la producción de la minera en unas 300.000 toneladas anuales de cobre.

La firma estatal obtuvo en 2012 unos beneficios de US$7.518 millones, 6,8% más que el año anterior.