Santaigo. El gigante minero estatal chileno Codelco cumplirá su meta de producción de 1,7 millones de toneladas de cobre en el 2012, pese a una menor ley del mineral, la ausencia de nuevos proyectos en marcha y paralizaciones imprevistas de sus faenas, según declaró el presidente ejecutivo, Diego Hernández.

El jefe de Codelco también descartó que la mayor minera de cobre del mundo haya requerido comprar metal en el mercado spot, como han sugerido operadores, por una parálisis inesperada de su fundición de Chuquicamata.

"No tenemos marcha de proyectos o producción nueva (...) lo que hace que la probabilidad de cumplirlo (el plan de producción) es mucho más alta y el primer trimestre estamos dentro del programa", dijo Hernández.

No obstante, el presidente ejecutivo admitió que el declive en sus leyes minerales aleja la posibilidad de exceder el objetivo trazado para el 2012.

"Superarlo es muy difícil porque los programas se hacen con mucha informacion y en general (...) (en la industria) hay mucho más probabilidades de tener mucho más noticias negativas que positivas", admitió.

En todo caso, el ejecutivo destacó que este año tampoco hay negociaciones colectivas de alto alcance, por lo que consideró existe un menor clima de conflictividad respecto al 2011.

De mantenerse los precios del cobre, el ejecutivo dijo que las ganancias de la compañía podrían cerrar en un nivel similar a los más de US$7.000 millones que anotó en el 2011, cuando produjo 1,735 millones de toneladas.

A mediados del año, la cuprífera realizará un mantenimiento programado en su fundición de Chuquicamata, que ya estuvo detenida este año y la obligó a vender más concentrado al mercado, mientras operadores dijeron que la empresa salió a comprar material a terceros para cumplir con sus clientes.

Hernández negó que haya acudido al mercado spot para cubrir contratos y afirmó que usualmente puede hacer operaciones "swaps".

"Siempre lo hacemos si es necesario pero son cantidades marginales", aclaró.

Mercado global similar al 2011. Hernández estimó que, a nivel de precio promedio del cobre y de balance entre oferta y demanda, el mercado tendrá un comportamiento similar al 2011.

El año pasado se caracterizó por una alta volatilidad, en la que un déficit del metal y la voraz demanda china impulsaron el precio a un máximo histórico, pero las preocupaciones sobre el crecimiento global y la crisis europea terminaron derrumbando los valores un 20%.

Hernández dijo que la volatilidad, que se ha extendido más de lo esperado, continuará este año, en medio de temores a una desaceleración de China, la persistente crisis de deuda europea y una recupéración vacilante en Estados Unidos.

"No vemos que el mercado se vaya a calmar en el corto, mediano plazo. Creo que todo este año va a seguir con esto tipo de volatilidad (...) pero no ha afectado el precio promedio, el precio promedio sigue bastante bueno", subrayó.

El ejecutivo aseveró que hay una demanda real liderada nuevamente por China, que consume un 40% del cobre mundial, mientras Europa crece de forma lenta, pero contínua.

Agregó que se observa una respuesta positiva de Estados Unidos y a la vez la producción global no crece al ritmo de las necesidades del mercado, lo que apoyaría una estrechez en el balance.

De acuerdo con la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco), el precio promedio del metal fue de US$3,99 por libra en el 2011 y sería de US$3,85 en el 2012. Los futuros de cobre para mayo caían un 0,63% el miércoles, a US$3,623 por libra.

Por su parte, las empresas mineras y estudios privados anticipan un déficit de entre 100.000 y 200.000 toneladas de cobre para el 2012, que tendería a reducirse en el 2013.

Inversiones: volatilidad y energía. Hernández reiteró su preocupación por el retraso en varios proyectos energéticos, vitales para satisfacer las necesidades del sector minero.

Pese a que la minera estatal tiene garantizado el suministro de energía hasta el 2017 y no ve retrasos en sus planes, el frágil escenario energético podría poner presión a otros proyectos, por miles de millones de dólares, así como incrementar los costos de la industria en el largo plazo.

A este obstáculo se suma la incertidumbre actual por el temor a una desaceleración de la demanda de China y la compleja situación de Europa.

"Creemos que algunos de esos proyectos sí se pueden retrasar. En la medida que haya más volatilidad en el precio, hace que las empresas sean más cautelosas", dijo.

Las autoridades chilenas han anunciado inversiones en el sector minero por más de US$100.000 millones hasta el 2020, de los que más de una quinta parte son de Codelco, pero Hernández dudó que el total de los otros proyectos se materialicen en ese período.

"Creemos que difícilmente se van a ejecutar como está anunciado (...) este período se va a extender y los proyectos se van a demorar más en salir", afirmó.

Chile prevé que la producción de cobre crezca un 30% hasta siete millones de toneladas para el 2020, pero una demora en los planes energéticos, y como consecuencia en los proyectos mineros, pueden reducir su oferta en entre dos millones y tres millones de toneladas, según estimaciones privadas.

Disputa con Anglo sin avance. Respecto del conflicto judicial que enfrenta a Codelco con la minera británica Anglo American por una opción de compra sobre unos activos en Chile, Hernández dijo que la disputa sigue en las cortes, dado que las dos empresas mantienen sus posiciones enfrentadas.

"No vemos en el corto plazo la posibilidad de obtener un acuerdo extrajudicial", consideró Hernández, luego de que fracasaran en enero las negociaciones secretas entre las dos empresas.

La minera británica sorprendió al mercado en noviembre al vender al grupo japonés Mitsubishi un 24,5% de Anglo American Sur, poco después de que Codelco anunció que planeaba ejecutar en enero su opción de compra del 49% de los activos, que se abre cada tres años.

Codelco demandó a Anglo por incumplir el contrato al negarse a venderle la participación, mientras que la firma británica contraatacó al pedir a la corte que declare nula la opción.

Hernández también consideró que no se ve que rinda frutos un proceso de conciliación, que promueve la corte como parte del procedimiento judicial.

"Si ambas partes han anunciado que las posiciones están alejadas, difícilmente hay una expectativa que ese proceso de conciliación vaya a ser muy relevante", apuntó.

En una reciente entrevista, el jefe de cobre de Anglo American, John MacKenzie, dijo que el caso seguiría en tribunales y que considera que la opción de la estatal tiene valor cero.

Anglo American Sur está conformada por Los Bronces y el yacimiento de cobre El Soldado, que el año pasado produjeron en conjunto 261.000 toneladas de cobre.

A ello se suma la fundición de cobre Chagres y los proyectos de exploración Los Sulfatos y San Enrique Monolito, entre otros.

Para Codelco, la opción de compra es atractiva, ya que Anglo American Sur colinda con su actual división Andina, en la zona central de país, la que se encuentra en plena fase de expansión para transformarse en el principal yacimiento de la estatal en los próximos años.