Santiago. La generadora eléctrica chilena Colbún planea instalar más de 300 megavatios de nueva capacidad mediante el uso de fuentes energéticas no convencionales en los próximos 10 años, informó el diario local El Mercurio.

El gobierno chileno pretende que el 20% de la energía del país provenga de fuentes alternativas de energía para 2020, entre ellas energía eólica, solar, geotérmica y de unidades minihidráulicas.

"El objetivo es contar, a partir de 2015, con nuevas opciones de generación renovable competitiva, y la geotermia está en el corazón de esta estrategia", indicó Bernardo Larraín, gerente general de la compañía, según cita el medio. Colbún apunta a desarrollar cerca de 100 megavatios en energía geotérmica.

Colbún es la segunda mayor generadora eléctrica de Chile en términos de capacidad instalada, después de Empresa Nacional de Electricidad, o Endesa (EOC).

La empresa tiene una capacidad instalada de 2.615 megavatios en el Sistema Interconectado Central (SIC) del país dividida entre capacidad hidroeléctrica y termoeléctrica, lo que representa cerca del 25% del total del mercado.