Santiago. La generadora eléctrica chilena Colbún SA planea aumentar su capacidad instalada en un 63% para el 2015, informó la compañía la tarde del lunes.

El plan de expansión apunta a satisfacer la demanda de electricidad en el sistema interconectado central (SIC), el más grande del país, que se calcula crecerá cerca de un 5,7% anual durante los próximos cinco años.

Colbún, actualmente la segunda mayor generadora del SIC, proyecta ampliar la capacidad de 2.620 megavatios a 4.278 megavatios, señaló la compañía.

El SIC suministra energía a más del 90% de la población del país y cubre un área desde ciudad de Tal Tal, al norte del país, a la sureña isla de Chiloé.

Durante los próximos cinco años, Colbún también planea modificar la composición de su capacidad instalada al 52% de generación hidroeléctrica y 48% de termoeléctrica, frente a la composición actual de un 52% de centrales termoeléctrica y 48% de hidroeléctrica.

Los proyectos que comenzarían a operar para el 2015 incluyen las centrales hidroeléctricas de 150 megavatios San Pedro y de 316 megavatios, Angostura, las centrales a carbón de 342 megavatios Santa María I y de 350 megavatios, Santa María II, y cerca de 500 megavatios en fuentes de energía renovable no convencional, como la geotérmica, eólica, biomasa y pequeñas centrales hidroeléctricas.

Los planes de expansion de Colbún no consideran la empresa conjunta hidroeléctrica por US$3.200 millones HidroAysén en el extremo sur de Chile, que está desarrollando junto a la generadora eléctrica Empresa Nacional de Electricidad SA.

El proyecto hidroeléctrico de 2.750 megavatios, que enfrenta fuerte resistencia debido a los planes de instalar una línea de transmisión de 2.000 kilómetros (1.240 millas) a través de tierras prístinas e instalar represas en los ríos Baker y Pascua, aún espera la aprobación ambiental.