Santiago. Cuando la huelga en la mina chilena de cobre Doña Inés de Collahuasi cumple 22 días, la compañía está preparando un envío de 10.000 toneladas métricas secas de cobre a China, dijo el viernes la vocera de la compañía Bernardita Fernández.

A pesar del paro, la producción de la mina, una de las más grandes del mundo, ha sido normal gracias a un plan de contingencia.

Desde el comienzo de la huelga el 5 de noviembre, Collahuasi ha realizado dos envíos de cobre a Japón y Europa.

Collahuasi contrató 100 trabajadores previamente esta semana y evalúa la contratación de 200 más para mantener la producción de la mina, dijo Fernández.

Con el plazo final para aceptar la oferta mejorada de la compañía fijado para el viernes a la medianoche, 220 de los 1.551 trabajadores sindicalizados se retiraron de la medida de protesta y aceptaron la oferta. La compañía está ofreciendo mayores beneficios y una bonificación por firma de contrato de unos US$29.000 por trabajador.

Luego de la expiración del plazo a la medianoche, la bonificación se reducirá a cerca de US$25.000 por trabajador, dijo Fernández.

Según las leyes laborales chilenas, si el 50% de los trabajadores en huelga abandona la medida, ésta termina inmediatamente.

Sin embargo, el presidente del sindicato de Collahuasi, Manuel Muñoz, dijo que un reciente fallo judicial obligará a los trabajadores que han aceptado la oferta a reincorporarse a la huelga y a devolver la bonificación.

Muñoz dijo que espera que el fallo judicial motive a la compañía y los trabajadores a retomar el diálogo.

La compañía, por su parte, responde que el fallo judicial no obliga a los trabajadores a volver a ponerse en huelga o a devolver sus bonificaciones, y que éste permite a los trabajadores continuar aceptando la oferta individualmente.