Santiago. La mina chilena Collahuasi, el tercer yacimiento de cobre más grande del mundo, espera mejorar su producción en lo que resta del año en comparación al primer semestre, pero la cifra anual será inferior a la del 2011, dijo este viernes el presidente de la firma.

Collahuasi, una asociación de Xstrata y Anglo American con un consorcio japonés, produjo 453.000 toneladas de cobre en el 2011, un 10% menos que el año previo, su cifra de producción más baja desde el 2007.

"En cuanto a lo que esperamos para el segundo semestre, vamos a tener una mejora con respecto al primer semestre (...) hay una mejor contribución de leyes", dijo a periodistas Roberto Darouiche, presidente ejecutivo de Collahuasi en representación de Xstrata.

Al ser interrogado si definitivamente no sería posible sumar una producción similar al año anterior, el ejecutivo explicó que "dada la situación, no será posible".

En junio, los accionistas de Collahuasi designaron a Darouiche por Xstrata y a Miguel Angel Durán de Anglo American para compartir el cargo de presidente ejecutivo en medio de la aplicación de un plan de optimización de la empresa.

Darouiche dijo que la firma tiene actualmente un grupo de especialistas que busca mejorar el desempeño de la producción.

Collahuasi, ubicada en el norte de Chile en plena Cordillera de Los Andes, ha estado fuertemente golpeada por accidentes, paralizaciones laborales y condiciones climáticas adversas que han comprometido las metas de operación.

Anglo American, que posee un 44% de Collahuasi, informó este viernes que su producción atribuible por ese mina alcanzó las 63.900 toneladas en el primer semestre, lo que llevaría a un total del yacimiento de unas 145.000 toneladas.

Esa cifra representa menos de un tercio de la producción total del 2011.

El ejecutivo dijo además que una ampliación en marcha de la producción está "razonablemente en tiempo" para iniciar en el primer semestre del 2013.

En tanto, estimó que para la segunda mitad del año estará listo el estudio de impacto ambiental para una ambiciosa ampliación con la que el yacimiento entraría a producir sobre un millón de toneladas en los próximos años.