Santiago. La oficina chilena de fomento Corfo aplazó su idea de iniciar un arbitraje internacional en una disputa con Albemarle, a la espera de que la empresa haga una nueva propuesta para zanjar diferencias por un contrato de explotación de litio, dijo este jueves a Reuters una fuente cercana al proceso.

Corfo planeaba pedir a la Cámara de Comercio Internacional un pronunciamiento porque, a su juicio, Albemarle no estaría cumpliendo con su obligación de ofrecer con descuento hasta un 25% de su producción a compañías de materiales para fabricar baterías en Chile.

La firma estadounidense, que produce litio en el Salar de Atacama, dijo hace unas semanas en un comunicado que había hecho varias ofertas y estimaba que había cumplido con todas las obligaciones exigidas por el Gobierno chileno.

La fuente con conocimiento del proceso explicó que los equipos jurídicos de Corfo y Albemarle han tenido conversaciones en las que surgió la posibilidad de que se abra un plazo para una nueva propuesta de Albemarle.

Albemarle no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios.

En Corfo han dicho que la tasa reducida acordada en el contrato con Albemarle debe ser igual al precio de mercado más bajo de litio producido por la empresa y exportado desde Chile en los últimos seis meses, lo que no se estaría ejecutando.

Pese a este litigio, Corfo ha aclarado que la disputa con Albemarle no pondría en peligro su derecho a producir litio en el Salar de Atacama.

Desde Atacama, donde operan Albemarle y el competidor chileno SQM, se extrae más de un tercio del litio del mundo, en un negocio que en últimos años ha despertado un creciente interés de firmas locales e internacionales.