Santiago. Este jueves las chilenas Embotelladora Andina y Embonor ingresaron un documento al Tribunal de la Defensa de la Libre Competencia (TDLC) en respuesta a la demanda por prácticas antimonopólicas presentada por la Fiscalía Nacional Económica (FNE) en representación de tres empresas de bebidas nacionales.

En respuesta, las franquicias de Coca Cola en el país, niegan haber usado "conductas ilícitas, ni anticompetitivas".

En el caso de Andina, la firma explica que las prácticas responden a “la libertad que tiene Andina para emprender y desarrollar la actividad económica propia de su giro, valiéndose de medios legítimos, como son su política de precios, la innovación y el aprovechamiento de sus activos e inversiones”, explicó el texto, citado por Diario Financiero

En tanto Embonor explica que las estrategias empleadas en la comercialización de sus productos responden a otro tipo de modelo de negocios.

Las firmas tienen procesos en su contra interpuestos por las firmas de "marcas B" Embotelladora Latinoamericana (ELSA), Mc Cola y Castel, las cuales argumentan prácticas ilícitas como la entrega de incentivos materiales a distribuidores pequeños en menoscabo.

A éstos se suman el último anuncio de la marca local Sidra Antillanca, la cual anunció una pronta demanda por el mismo tipo de infracciones.