La chilena Embotelladora Andina está invirtiendo significativamente en sus operaciones nacionales y brasileñas a medida que busca aumentar su capacidad de producción y ventas en la región, informó este lunes el diario El Mercurio.

En el marco de un aumento en las ventas durante la Copa del Mundo de fútbol en 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016 en Brasil, la embotelladora de productos Coca-Cola comenzó a invertir US$50 millones anuales en 2010 y 2011 en sus dos plantas en Brasil.

Su planta de Río de Janeiro recibirá una nueva línea de producción de US$18 millones en octubre de este año, lo que aumentará la producción entre un 30% y un 40%, según el diario. La producción en su planta de Espírito Santo crecería en un 30% en 2011.

"Necesitamos invertir en Brasil para abastecer esa mejor expectativa que tenemos de venta", indicó al diario El Mercurio el vicepresidente ejecutivo de Andina, Jaime García.

En la actualidad, el mercado brasileño representa más del 50% de las ventas de la empresa.

En Chile, Andina planea invertir US$100 millones en la construcción de una nueva planta en la comuna de Renca, en Santiago, a partir de septiembre de 2011, la que duplicará la capacidad de producción de su actual planta en Santiago, a 240 millones de cajas, indicó el periódico.

Para 2010, la empresa espera aumentar las ventas en Chile entre un 4% y un 6%, y las ventas de Brasil entre un 8% y un 10% para alcanzar su meta anual de US$1.600 millones en ventas, sostuvo García.