Santiago. Integrantes de la Cámara de Diputados de Chile se reunirán con dirigentes sindicales y altos ejecutivos de la Empresa Nacional del Petróleo SA (Enap), además del ministro de Energía de cara a las previstas protestas por los planes para despedir a 530 trabajadores de la estatal, dijo el presidente del sindicato, Jorge Matute.

El despido afecta alrededor de un 15% del personal de la estatal, que llega a 3.380 trabajadores. Enap registró una pérdida neta de US$78 millones en el primer semestre del año, debido a los extensos daños que ocasionó el terremoto de febrero pasado en sus refinerías Aconcagua y Bío Bío, las cuales debieron paralizar sus operaciones.

La estatal logró revertir una pérdida de US$956 millones para 2008 al registrar una ganancia neta de US$242 millones en 2009.

Matute dijo que el sindicato asistirá a la comisión de energía y minería de la Cámara de Diputados el miércoles para analizar los planes de despido de la empresa.

Líderes sindicales de Enap han programado una protesta nacional para el 19 de noviembre, que podría incluir paralizaciones de la producción, si la compañía no mejora lo que los trabajadores han denominado las "condiciones sociales" de los trabajadores que serán despedidos.

Una vocera de Enap dijo que el gerente general de la compañía, Rodrigo Azócar, estará presente en la reunión, ya que los trabajadores desean que la compañía explique el plan de despido.

La vocera agregó que la delicada situación financiera de la empresa es de conocimiento público y que se están tomando varias medidas para fortalecer las operaciones y reducir costos, una de las cuales incluye despedir a parte del personal de la empresa.

Enap abastece cerca del 80% de la demanda de combustibles de Chile y exporta productos refinados a Perú, Ecuador y América Central.