Santiago. La petrolera estatal chilena ENAP anotó una pérdida interanual de US$81 millones en el primer trimestre, afectada por los daños que dejó en sus instalaciones el devastador terremoto que sacudió al país a fines de febrero.

La pérdida de ENAP, que incluye US$46 millones por operaciones interrumpidas, contrasta con las ganancias por US$73 millones del primer trimestre del año pasado.

Los ingresos por venta de productos propios alcanzaron a US$1.937 millones, un incremento interanual del 23,9% en el primer trimestre, debido a un mayor precio de los combustibles que compensó los menores volúmenes de ventas físicas.

"Parte de la disminución de venta de producción propia se explica por los efectos del terremoto del 27 de febrero. La Refinería BíoBío se mantuvo paralizada durante todo el mes de marzo, estimándose que retomará sus actividades normales en el mes de junio", dijo ENAP en un reporte trimestral.

La refinería Aconcagua de ENAP, en tanto, estuvo paralizada durante dos semanas.