Santiago. El grupo energético Enersis dijo este jueves que acogerá una serie de condiciones impuestas por el regulador chileno de valores para destrabar y concretar un cuestionado aumento de capital por hasta US$8.020 millones que impulsa su controlador español, Endesa.

La Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) dictaminó días atrás que Endesa incurriría en un conflicto de interés por su intención de aportar activos como pago por lo que le corresponde en la millonaria capitalización de Enersis.

La idea de Endesa generó un fuerte rechazo de los accionistas minoritarios de Enersis, encabezados por inversionistas institucionales como las administradoras de fondos de pensiones (AFP).

La SVS pidió a Enersis que el aumento de capital sea aprobado por la mayoría de los directores que no representan a los involucrados en la operación y además considerar una nueva tasación de los activos que pretende aportar Endesa.

"Tras analizar el oficio de la SVS, el directorio de la compañía decidió continuar con el aumento de capital, aplicando las normas del Título XVI de la Ley de Sociedades Anónimas", dijo Enersis en un escueta declaración.

Enersis agregó que el 22 de agosto se reunirá el directorio para definir los pasos a seguir.

La compañía además resolvió postergar la convocatoria a junta extraordinaria de accionistas, citada para el 13 de septiembre, en la que debía aprobarse la operación.

Enersis agregó que el 22 de agosto se reunirá el directorio para definir los pasos a seguir.