Santiago. El grupo energético chileno Enersis dijo el miércoles que seguirá evaluando opciones para decidir sobre un millonario aumento de capital, luego de las exigencias que impuso el regulador local a una operación cuestionada por accionistas minoritarios y el mercado.

La española Endesa, controladora de Enersis, propuso ampliar el capital del conglomerado por hasta US$8.020 millones, pero analistas y sus socios criticaron la valoración de los activos que la europea planea aportar para suscribir su parte en la operación.

"El equipo gerencial continúa los estudios considerando todas las implicancias de esta proposición para Enersis, lo cual será objeto de evaluación por este directorio en una siguiente sesión", dijo Enersis en un comunicado.

El grupo energético agregó que está a la espera de las respuestas a un pliego de consultas que hizo al regulador local para definir los siguientes pasos en la operación.

La Superintendencia de Valores (SVS), que dijo que respondería el oficio esta semana, rechazó la propuesta inicial al considerar que Endesa incurriría en un conflicto de interés al aportar sólo activos para cubrir su parte en la capitalización.

El grupo con sede en Santiago informó que la siguiente junta de directorio se realizaría la próxima semana.

Enersis es el brazo de inversiones de Endesa en América Latina y cuenta con unidades de generación, transmisión y distribución de energía en Argentina, Brasil, Colombia, Chile y Perú. La española es a su vez controlada por la italiana Enel.

Las acciones de Enersis cerraron el miércoles con una descenso del 0,86%, a 163,51 pesos, en la Bolsa de Comercio de Santiago.