Santiago. El alza en los precios de los combustibles llevó a aerolínea chilena Lan a recortar su meta de aumento de tráfico de pasajeros para 2011 y ahora espera un alza de entre 16% y 18%.

La aerolínea ha suspendido algunos vuelos debido a la presión de los altos precios del petróleo, como la ruta Santiago-Toronto.

"Redujimos la proyección de 20-24% que teníamos inicialmente este año a 16-18%", explicó el gerente de Finanzas Corporativo, Alejandro de la Fuente.

"Son básicamente por al aumento de combustible. Hay ciertas rutas y movimientos tácticos que estamos haciendo para redireccionar flota", agregó.

Lan, que planea una dilatada fusión con la brasileña TAM, tiene unidades de operación en Argentina, Colombia, Chile, Ecuador y Perú, y negocios de carga además en Brasil y México.

La estimación para el tráfico de carga no fue revisada y se mantiene en un rango de crecimiento de entre 20 y 22%.

LAN planea invertir unos US$4.628 millones entre el 2011 y el 2014 para fortalecer sus operaciones.

En tanto, el proceso de fusión con TAM sigue detenido por orden del tribunal antimonopolio chileno, que acogió el pedido de una asociación de consumidores de investigar la viabilidad de la operación.

El caso se evaluará el 26 de mayo en audiencia pública y la resolución se conocería posteriormente.