Santiago. La productora chilena de tableros aglomerados Masisa registró una utilidad de US$1,1 millones en el primer trimestre del año, una cifra que representa un leve retroceso de respecto al mismo período de 2009, cuando logró US$1,4 millones.

La compañía informó que el retroceso se debió al reconocimiento de los daños del terremoto en Chile, que se encuentran en proceso de liquidación de seguros, lo que representará una utilidad en los próximos trimestres.

A ello se agregaron mayores gastos financieros y una menor diferencia de cambio y resultados por reajustes, precisó la firma en un comunicado.

La informó que logró ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (Ebitda) por US$ 31,9 millones al 31 de marzo, un incremento de 41,0% respecto al mismo período del año anterior.

El aumento se debió al alza del margen bruto de 9,4% y a un mayor consumo de materia prima propia originado en las plantaciones cosechadas y vendidas en el trimestre, precisó la firma.

Brasil empuja ventas, La empresa informó que las ventas acumuladas sumaron US$ 212,4 millones, lo que representa un incremento de 9,2% (US$ 17,9 millones) frente a igual trimestre de 2009.

Según la firma, la cifra se explica por la recuperación de los principales mercados donde la empresa está presente,

En este punto destaca el crecimiento en Brasil de US$ 28,6 millones (105,7%) gracias a la entrada en operaciones de una nueva planta y la recuperación de la demanda local.

“La nueva planta de MDP en Brasil inaugurada el 2009 está operando al 60%, en línea con nuestras expectativas al momento”, señaló Roberto Salas, gerente general de Masisa.

Los ingresos en Argentina y Chile subieron en US$ 9,3 millones (52,1%) y US$ 6,8 millones (23,4%), respectivamente, producto de una mejor dinámica local que permitió alzas de volumen y precio promedio.

Lo anterior compensó en parte la disminución de las ventas en Venezuela por US$ 22,3 millones (-33,0%), debido al efecto de la devaluación del bolívar en los precios y a la caída en volúmenes producto de la desaceleración de la economía local.

“Estos resultados demuestran la recuperación que han tenido algunos mercados de Latinoamérica, como Brasil, Argentina y Chile, donde Masisa tiene una sólida presencia”, enfatizó Salas.