Santiago. Luego de adquirir en US$55 millones el 67% de la propiedad de la estación televisiva chilena Canal 13, el empresario Andrónico Luksic ya está dando las primeras señales de cambio en la administración de la empresa, que históricamente estuvo marcada por un tono religioso debido a su vínculo con la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), que quedó con un 33% de participación.

En efecto, pues luego de una serie de nuevas contrataciones “levantadas” desde su competidor, el estatal Televisión Nacional de Chile (TVN), Luksic avanzó en las últimas semanas en la consolidación de un nuevo directorio para la compañía que incluso, emula la diversidad que muestra TVN.

Conocedores de la industria televisiva chilena señalan que un directorio diverso permite conservar los equilibrios políticos en las transmisiones, lo que podría redundar en mayores niveles de sintonía.

El nuevo directorio replica el modelo que cuida equilibrios y sensibilidades transversales. Por eso caben dos economistas de la Concertación (conglomerado opositor), entre ellos un PS, junto con un amigo de Sebastián Piñera (presidente de Chile), más los hombres clave del nuevo dueño y representantes de los intereses que quiere cuidar la PUC, dice la edición de este miércoles del periódico electrónico El Mostrador, que hace un análisis de los nuevos directores del medio televisivo.

A la cabeza del directorio se encuentra el ex director Ejecutivo de TVN y varias veces ministro de la Concertación, René Cortázar. Militante de la Democracia Cristiana (DC), Cortázar se identifica con la oposición al gobierno de Sebastián Piñera, aunque en una posición más moderada que el resto de sus correligionarios.

Lo acompañan en el directorio Rodrigo Terré Fontbona, pariente de Luksic; Martín Rodríguez Guiraldes, también hombre cercano al empresario; Alberto Arenas De Mesa, ex director de Presupuesto del gobierno concertacionista de Michelle Bachelet; Fabio Valdés, amigo de infancia del presidente Piñera; Marcelo Von Chrismar, Patricio Donoso y Silvia Pellegrini Ripamonte, como representantes del 33% con el que quedó la PUC; y cierra el directorio el propio Andrónico Luksic, quien es considerado la fortuna más grande Chile con cerca de US$12.000 millones.