Santiago. El sostenido crecimiento del consumo de camarón ecuatoriano en Chile en los últimos cinco años ha hecho que las ventas de este producto han alcanzado un crecimiento acumulado de 43%, gracias al boom gastronómico que ha experimentado el país, pero especialmente, debido al aumento de la oferta en términos de variedad y calidad, y a la mantención de su precio que ha rondado los $6.000 (US$12,4) por kilo de 36-40 calibre (el más consumido en el país) desde 2006.

De hecho, los chilenos han consumido 6.880 toneladas de camarón ecuatoriano en los últimos cinco años, según cifras del Servicio Nacional de Aduanas de Chile. Mientras que en 2006 la cifra bordeaba las 800 toneladas, en 2010 se incrementó a 1.850 toneladas, experimentando un crecimiento de 4%, respecto de 2009.

“El aumento del consumo de camarones ecuatorianos en el país es una tendencia creciente, debido principalmente a la gran calidad de los productos, frente a la de los crustáceos importados de otras latitudes; su precio y a la oportunidad de compra que hay. Hoy el chileno puede encontrar camarones ecuatorianos de diversos calibres en supermercados, restaurantes, emporios y locales comerciales”, afirma Juan Carlos Marín, gerente general de Empagran, empresa que importa y distribuye dicho producto en Chile .

El ejecutivo añade que se espera que este año sea aún mejor en materia de comercialización. Las proyecciones de Empagran apuntan a que el consumo estará en torno a las dos mil toneladas anuales.