Santiago. Los chilenos en el 2010 consumieron 135 litros per cápita de leche, transformándose en un nuevo récord al elevarse en nueve litros su consumo, lo que se traduce en 7% más que los 126 litros de 2009, según la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias del Ministerio de Agricultura (Odepa).

En declaraciones difundidas este martes por el diario El Mercurio, el director de Odepa, Gustavo Rojas, explicó que “ esta cifra constituiría el nivel histórico más alto y tendría que ver con el mejoramiento de la situación económica general, acompañada por la recuperación de los ingresos en sectores medios y bajos”.

La marca más alta registrada anteriormente fue el peak registrado en 1996, llegando a los 132 litros de consumo lácteo en todas sus formas por parte de los chilenos.