Pekín. El nuevo aeropuerto, que se levantará en el sur de la capital china y que recibió el visto bueno definitivo de las autoridades el domingo, tendrá un coste de US$11.200 millones.

En la actualidad, el Aeropuerto Internacional de Pekín Capital, como se le conoce oficialmente, está considerado el segundo de mayor tráfico del mundo, por detrás sólo del de Hartsfield-Jackson en Atlanta (EE.UU.).

El año pasado dio servicio a 81,8 millones de pasajeros, un aumento del 4,2% con respecto al año anterior.

Aunque la construcción está aprobada, aún se desconoce cuándo comenzarán las obras o qué aspecto tendrá, indicó el diario, que citó al portavoz del aeropuerto de Pekín, Li Shengbo, para indicar que estos detalles "aún están por decidir".

El periódico CAAC News, vinculado a la Administración de Aviación china, indicó por su parte que la construcción comenzará el año próximo y el aeropuerto podría estar operativo antes de finales de 2018.

Según este medio, el nuevo aeropuerto, que contará con seis pistas de uso civil y una de uso militar, podrá dar servicio a 60 millones de pasajeros para 2025.