Beijing. China aumentó la cantidad de electricidad generada de fuentes de energía limpia en el primer semestre de 2015, al tiempo que el país se esfuerza por impulsar el uso de fuentes de combustibles no fósiles en su estructura energética.

La electricidad generada con energía no fósil se incrementó un 16% interanual en los primeros seis meses, dijo el subdirector de la Administración Nacional de Energía, Liu Qi, en una conferencia de prensa.

En el primer semestre, la generación de energía hidroeléctrica aumentó en un 13,3% en comparación con un año antes, mientras que la energía nuclear subió un 34,8% y la eólica se elevó un 16% interanual.

En ese periodo, casi el 22,9% de la electricidad generada total en el país procedía de energía no fósil, 3 puntos porcentuales por encima de la cantidad registrada durante el mismo período del año pasado, dijo Liu.

China tiene el objetivo de aumentar la proporción de combustibles no fósiles en su consumo de energía primario hasta cerca del 20% para 2030, de acuerdo con un plan nacional remitido a la ONU en junio. Dicha proporción era del 11,2% en 2014.