Hamburgo. China aumentaría su producción de cobre a partir de chatarra reciclada entre 2010 y 2015 para satisfacer su creciente demanda, dijo un ejecutivo del Grupo Internacional para el Estudio del Cobre (ICSG).

China podría producir al menos 1,3 millones de toneladas de cobre de chatarra en 2010, por encima de las 730.000 toneladas en 2008 y las 500.000 toneladas en 2004, dijo Carlos Risopatron, jefe de medioambiente y economía del ICSG en la conferencia Copper 2010.

El ejecutivo no precisó las cifras para 2009.

"La velocidad del reciclado doméstico (chino) de chatarra de cobre puede superar las previsiones de analistas en 2010-15", dijo Risopatron.

Las regulaciones chinas, especialmente incentivos fiscales, están alentando más generación de chatarra doméstica en el país. "Creo que hay muchas oportunidades (para que China) recupere más chatarra", añadió.

Pero es difícil evaluar el nivel de disponibilidad de chatarra en China debido a que usa mucho cobre para producir productos de exportación. "Gran parte de este metal está ahora de vuelta en Estados Unidos, Europa y otros sitios", dijo.

En tanto, China continuó con enérgicas importaciones de chatarra de cobre en 2009.

Cifras de aduanas chinas muestran que las ventas de chatarra de cobre desde Alemania a China subieron 545% desde el año previo. El aumento puede ser debido a menor demanda de chatarra en Alemania porque su industria sufrió por la baja económica.

Datos de aduanas mostraron que las ventas de chatarra de cobre desde Estados Unidos a China subieron 21% y desde Australia a China en 17%, detalló.

Pero hubo declives en las importaciones chinas de chatarra de cobre en 2009 desde Japón, España y Corea del Sur, indicó.

El tamaño de los suministros mundiales de chatarra de cobre depende fuertemente de que los precios sean lo bastante altos para alentar la acumulación de material de desecho.